miércoles, 6 de mayo de 2009

Tokyo Tower

La Tokyo Tower es la Torre Eiffel pintada del Athletic que me hace esbozar una sonrisa cada vez que me acuerdo que es un pelín más alta que la de los franceses. Es el armatroste que tiene una mascota que parece una picha, que tiene una tirita en la punta y que se rie mucho.



Cerca de la Tokyo Tower una chica me dijo que si una pareja la estaba mirando por la noche y de repente se apagaba, que esa pareja se separaría irremediablemente. Cuando me lo contó, la torre llevaba mucho tiempo apagada, casi el mismo que ella llevaba cogiéndome de la mano.


Es donde mis invitados descubrieron por primera vez el Tokyo nocturno desde las alturas, y me lo contaron con emoción, con todo detalle... como si yo no lo hubiese visto nunca. Gracias a ellos, redescubrí lo que sentí cuando vine aquí por primera vez, y me sorprendí al darme cuenta que muchas cosas ya no me sorprendían.


Desde los pies de la torre un día nos llevaron en un bicitaxi hasta la estación por menos de 500 yenes, y no importó que tardásemos prácticamente lo mismo que andando porque la conversación que tuvimos por el camino costaría, por lo menos, siete veces más. Y eso que no nos entendimos ni la mitad de lo que nos dijimos.


Es lo primero que descartaría visitar en Tokyo si el tiempo escasea, porque no pega, porque no le encuentro sentido, porque esto toca estar en París y no aquí, porque a pesar de ser más alta y de tener su utilidad, a mi me parece más un quiero y no puedo, una copia, el arrebato de algún alcalde envidioso con aires de bohemio.


Es donde aparcan coches de lujo con cristales tintados complaciendo, quizás, el capricho romanticón de alguna chica que cree que todavía no ha llegado la hora de volver a casa.


A los pies de la Tokyo Tower me sentí feliz por un rato aquél día, aunque se me pasó pronto porque era invierno.

Tendré que ir pensando en volver ahora que empieza a hacer calor.

Aunque iré sólo esta vez.



Los datos aburridos, en el blog de Jordi Hurtado.



13 Ikucomentarios by la patilla
Danikaze dijo...

Muy buenas estas fotos tio Tosca ;)
Y bueno, como escribes... pa que decir na, siempre en tu línea, que haces que comente y todo, yo que soy poco dado a comentar en ningún blog jejeje :)

Por cierto, aquí tienes la ikupicha xDDD

Javier I. Sampedro dijo...

Sin duda, la torre original de la capital francesa le gana, y eso que no he subido a ninguna de las dos, pero impacta más la de Paris, no?

Los colores que adquiere la de Tokyo por la noche son curiosos, como dices tu, del athletic, jeje. Quizás vuelvas a ser feliz de nuevo aunque esta vez vayas solo... quien sabe.

Un saludo!

El Capitán dijo...

Pues yo subí a la 3a vez que pisaba Tokyo, y aunque puede tener su interés, no es una prioridad (me acompañó una amiga de Tokyo que nunca había subido arriba, así que...).
Por otro lado, decir que tuve la mala suerte de ir el día en que se celebraba el 50 aniversario de bodas del emperador, y como además también es el 50 aniversario de la torre, parece que pusieron una iluminación especial... HORRIBLE. Ya tiene cojones la cosa.

Por otro lado, mi amiga me contó lo de la apagada de luces de forma bien distinta. Me dijo que muchas parejas se acercan para ver como se apaga... porque es muy romántico. :-?

T.M: dijo...

La cuarta foto y la última me encantan.

Un Ikubeso.

Chiqui,Un Albaceteño en Japón dijo...

Para mí lo único que ofrece son unas grandes vistas de la ciudad, pero para eso ya está el Edificio del gobierno metropolitano (en shinjuku) que además es gratis.

saludos!

quicoto dijo...

Te mereces comentario, no tuve la oportunidad de fotografiarla de noche. La última la que más me gusta.

Un saludo y una Duff !

Nars dijo...

Hombre , sinceramente am lo unico que me interesa de la tokyo tower esk segun vi( SI no recuerdo mal) en un documental, esque hay una tienda de articulos ninja que esta muy chula ^^ Aunque no me agas mucho kaso,alomejor me estoy confundiendo yop =S



un ikuabrazo!

El Santy dijo...

Es lo que tiene el vivir mucho tiempo en un sitio ajeno, que muchas cosas ya no te sorprenden, pero el escribir un blog ayuda a recordarte que tal o cual si te sorprendía y tal vez te "resorprendes" o tal vez te sorprendes porque ya eso no te sorprende (joer que trabalenguas)

Cechave dijo...

Como la original, ninguna. Hay que pensar en el momento en que se contruyó...y eso le da más encanto. Está claro, que si alguien se lo propone hoy en día, y con dinero, puede construirlas nás altas, pero no es lo mismo.

SOKAKU dijo...

Cachaco de hierracos tos unios !!! jajajajaja. Es una de las cosas de las que tal vez me medio arrepentiré cuando marche a ver Japón y es que estas cosas típicas molas verlas porque son super chulas pero siempre me quedaré de ver el Japón menos turistico. Bueno mejor eso que ná,jejejejeje.
Oye una chula de antena y con eso dices que cogen bien el tdt? porque aquí ahora estan con esa presión a la peña, QUE VIENE EL APAGÓN, QUE VIENE Y SIN SALSA ROSA TE QUEDARAS HUUUUUU HUUUUUU HUUUUUU,jejejejejjee.
Un abracete torcuatosssss !!!:P

Jonathan ホナトアン dijo...

Creo que la tore sirve como antena para los moviles y de television.

Y un excelente mirador.

Preguntale a la simpatica mascota.

La tokyo tower, ya es un simbolo de tokio.

Toscano dijo...

El Capitán, jaja, jodo, yo creo que se inventan las historias!! tiene huevos, si

Gracias a todos!

Pau dijo...

Esta vez no la visitamos porque la veíamos desde la ventana del hotel. Eso sí, me hubiera encantado darle la mano al cara nabo de la mascota... lo de cara nabo en el sentido literal, nada de ofensas.




¡Ay madre, que de letras!
¡Tengo miedo!



Buuuuuuuuuurp!