miércoles, 20 de mayo de 2009

Las seis de la mañana

Es cuando yo empiezo a acabar de soñar mientras mi familia y amigos están todavía planeando empezar sus sueños.

Muchas veces pensando en ellos, empiezo a vivir de nuevo el principio de lo que me queda de vida mientras el sol hace que sea tan absurdamente de día que parece que aquí es él el que no está sincronizado con la hora.

A las seis de la mañana mi cuerpo me suele recordar todo el ejercicio que le hice hacer el día anterior, doliendo con cada escalera, con cada pedaleo, con cada movimiento.

Es cuando el espejo me muestra con el tono sombrío de mi cara la última vez que me afeité, y pone énfasis en aludir cada vez con más claridad todas las seis de las mañanas vividas.

Los salaryman se ajustan la corbata, comprueban que todo esté en su sitio, y salen a la calle sin tener la más remota idea de cuando volverán mientras los dependientes de los combinis se aseguran de tener las estanterias llenas de onigiris y sandwhiches.

A las seis de la mañana ya se ven reverencias y sonrisas aunque se antojan más mecánicas que de costumbre.

Las calles huelen a arroz, a café, a champús, aftershaves y colonias, a rutina y a desazón. Nada parece emocionante, el tiempo pasa muy despacio, tanto es así, que parece empeñarse en no pasar.

Los semáforos empiezan a amortizar de nuevo sus parpadeos, y las farolas exhiben sus ya frías bombillas dando envidia al maltrecho asfalto que sabe que lo peor está por venir.

Las casas se vacían, los trenes se llenan, y nadie parece estar en su sitio porque todos se mueven con prisa, con nerviosismo, con impaciencia.

Nadie quiere conocer a nadie, los ojos se centran en diminutas pantallas de teléfonos móviles, los oidos llevan artilugios colgados de cables blancos que no dejan escuchar al mundo y las piernas andan solas mientras las mentes están sin estar del todo.

A las seis de la mañana nos espera una oficina, una escuela, una tienda, un trabajo... un sitio a cuyo encuentro vamos ensayando estar despiertos.

Y como hemos recien acabado de soñar, no nos acordamos de seguir soñando.





24 Ikucomentarios by la patilla
Javier I. Sampedro dijo...

Una hora dura para empezar el día, no? y la pereza que debe de darte algunos días, desear que no tengas que ir a trabajar y hacer el vago, y a quien no le apetece :P

El día se pone en marcha y tú con él, el ir y venir de la gente, cada uno a los suyo... Es la rutina de cada día.

lorco dijo...

A las 6??!!!
Madre mía si yo sufro y me despierto a las 7.

Nuria dijo...

Cómo madrugas, chiquillo !!! Y Hideo se me queja cada mañana... (mira que me cuesta despertarle...)
Lo que aquí a las 5 de la mañana sea de día totalmente aún me tiene desconcertada. No me acostumbro.
En fin...ganbatte !!
Besos !!

Jonathan ホナトアン dijo...

A mi escuchar la radio siempre me anima.

http://www.europafm.com/EuropaFM/

De 6:00 a 8:00 (23:00-1:00)puedes escuchar ponte a prueva,online.

http://www.los40.com/

Mira haber si puedes escuhar la radio online con el iphone.

Y escuchar la radio en el metro.

ALEGRA ESA CARA.

Toscano dijo...

Alegra esa cara chatoooooooooorrrrr, di que si, Johnny, di que si!

quicoto dijo...

Excelentes palabras, leyéndolo parecía que lo estaba allí :P viéndolo otra vez :)

Un saludo !

T.M. dijo...

Cada día hay más gente que sueña con acabar de soñar a las 6,a las 7... y eso que viven en un constante insomnio, esperando que suene el maldito despertador de la rutina que no suena, que parece estar averiado.

Me parece a mi que tu espejo es de los que te ve una vez a la semana afeitado.

Como siempre, un placer leerte.

Roberto Arróniz dijo...

Uhhhh! Qué mala caraaaa!
Venga, que ya sólo quedan dos días más para el finde!
Aupa!!

Toscano dijo...

Yastamos!
Que yo estoy bieeeeeen!!! que perfectamente!!!!!!!!

aunque siempre gracias, eso si, ojo

almu dijo...

Sí es que por ley debería estar prohibido madrugar tanto...
Aunque lo voy a echar de menos, me han cambiado el turno (aceptaba o me iba a la calle) y a partir del 15 de junio no madrugaré porque trabajaré de 15 a 23h....
Ikusaludos,

Winnie dijo...

Jolines, con este post me has producido un cansancio... que estoy por volverme para casa a dormir... que cansino, si lo llego a leer en casa, te digo que no voy a trabajar.

Yo deberia levantarme a las 6:30, todos los dias pongo el despertador 10 min antes, pero soy incapaz, todos los dias me levanto a las 7 y luego con prisas y corriendo.

Hoy por ejemplo, david me habia dicho que se tenia que levantar supermegahiper pronto porque tenia que llegar pronto a la ofi, la cuestion es que se ha levantado a las 7:10 y ha llegado hipersupermega tarde, porque ademas habia un caravanon por el txori...

Animo, que ya no queda na para el finde!!! Y no es porque te vea mala cara sino para darme animos a miiii... jejeje

Chiqui, Un Albaceteño en Japón dijo...

jajaja...qué grande el Jonathan! Y es que no le haces ni puto caso joer!

Yo, suene como suene, me he acostado muchos más días en mi vida a las 6 de la mañana de los que me he levantado. Llámame gambitero.

Un abrazo!

El Capitán dijo...

Mucha gente dice que hay que tener voluntad para levantarse a las 6 o a las 7... qué voluntad ni que cojones... lo que hay es que no hay más remedio xDDD

Jonkoman dijo...

me ha encantado. Estuve en japón hace 3 meses y al leerlo me ha recordado las sensaciones que tuve allí al montar en el tren el último dia que estuve alli...

El Santy dijo...

Joer que poético te has levantao

kaperucito dijo...

Yo también soy del club de las 6... ARGH.

susana dijo...

Me gustan los cambios de registro de tu blog, hay de todo,Lo de levantarse tan temprano es un asco, yo es que odio madrugar. Pero tal vez luego salgas pronto y eso te compense para poder aprovechar tu ocio, que con lo que trabajas investigando para tenernos a la última falta te hace.

el Dr. Alban dijo...

Yo soy tb fan de las 6... Porque me levanto a las 05:30!!!

Fer dijo...

A esas horas el mundo no debería ni funcionar, si a mi ya me parecen tempranísimo las 7.

Y lo peor no es levantarse a las 6, sino saber que a lo mejor no sales del trabajo hasta las 8!

SOKAKU dijo...

Ains si te contara, la misma carica se me quedaba a mi . Esa es cara de las 6 de la mañana. Pues imagínate a las 4 que me tocaba levantarme para ir al cuartel cuando hacia la mili.
Ains, es duro pero esas cosas luego se recuerdan con cariño. PERO ESO ES QUE TE HACES VIEEEEEEJUUUUUNOOOOO.
NUIIIII!!!
JAJAJAJAJAJA
Un abrazo chato!!! :)

Dat dijo...

Ahora entiendo, cómo puedes hacer tantas cosas a lo largo del día.. algo era ello.. ;D

Besitos (y duerme más si puedes);)

Toscano dijo...

La verdad es que últimamente me levanto más tarde, pero esto tenía en mente escribirlo desde hace tiempo...

¡¡ Gracias a todos (madrugadores o no) !!

Pau dijo...

Yo vivo en una ciudad relativamente pequeña, a las 6 de la mañana todavía no están puestas las calles.

La verdad es que es impresionante un amanecer en Tokyo y ver a los que no se han ido todavía a dormir y a los salaryman más madrugadores. Silencio sepulcral en la Yamanote.

Un abrazo!

maika3 dijo...

Muy inspirador... aunque yo intento seguir soñando aunque sean las 6 o 7 de la mañana.
Gracias por tus palabras,y por compartirlas con nosotros.




¡Ay madre, que de letras!
¡Tengo miedo!



Buuuuuuuuuurp!