jueves, 20 de marzo de 2008

A puntito a puntito...

La calle "Sakura Namiki Dori" es la que separa mi casa de la estación, esto significa que paso por ella, al menos, dos veces al día. Es larga, por el camino me cruzo con dos Seven Elevens, un súpermercado, una inmobiliaria, un cajero autómatico... y algo así como cincuenta cerezos puestos todos en fila.

Durante todos estos meses han pasado desapercibidos. Un montón de árboles sin hojas uno detrás de otro sin mucho que decir.

Pero dentro de nada van a ser, de nuevo, los mayores protagonistas del barrio durante dos o tres semanas. El año pasado fue algo mágico para mi porque, aunque se veía venir, lo que me encontré fue mucho más de lo que suponía. Estoy seguro de que este año también me sorprenderé a pesar de haberlo vivido antes.

Hoy he visto que algunas flores están ya a punto de salir:

A puntito a puntito...

Y me han entrado unas ganas tremendas de ver las fotos que saqué el año pasado. Rebuscando en el disco duro, como el que no quiere la cosa, me he encontrado con tres videos que grabé y de los que me había olvidado completamente.

Es la gente del barrio, que por una tarde se olvidaron de que eran cajeros, salary mans, amas de casa, barrenderos... y se vistieron de gala, y con una sonrisa en la cara se dedicaron a beber, a reír, a comer...

A bailar...









1 Ikucomentarios by la patilla
nora dijo...

Ese "bebé" del sakura es muuuy kawaiiiiii!!!
Un abrazote!




¡Ay madre, que de letras!
¡Tengo miedo!



Buuuuuuuuuurp!