lunes, 10 de marzo de 2008

El zoo de Ueno

Uy la leche pirula!
Había echo yo un montón de intentos de ir al zoo este que resulta que es el primero de todo Japón (mia que está leho hapooooon), y como lo cierran más pronto que las panaderías los domingos, pos nunca llegaba.
Así que este domingo me puse serio y me pegué un madrugón de estos que si me oye mi madre me da tres pescozones: a las 11 !!

Y para el zoo que me fuí!. Ueno está a tomar por saco de donde vivo yo, y encima el día anterior había ido a karate, así que estaba ya muy condicionao para que la galvana me invadiese al tercer o cuarto bisho.

Ueno tiene un parque que es famoso por los cerezos, y a parte del zoo, tiene un par de templos muy chulos y un lago enorme con nenúfares. Es un sitio bonito para pasear e ir en plan tranquilo, y además hay bastante ambientillo de gente haciendo historias: tocando música, haciendo magia... estoy yo planteándome hacer el gamba allí en medio a ver si me saco unas perrillas...

Bueno ya os contaré más del parque, vamos a centrarnos en el zoo (o "sú" como diría el yanki, yankiiiiiiiii, vocaliza!!!).

La entrada vale 600 pepinos japoneses, unos 4 frigodedos europeos, así que no es nada cara. Pero hay que andar rápido porque cierran a las cuatro. Está todo muy bien organizado, vamos que no te pierdes ningún bichejo porque la ruta está clara, y es el zoo más limpio que he visto en mi cómica y ridícula vida.

La atracción es el oso panda gigante, que es como el osito Misha pero sin pluma:

Si os digo que no movió ni una oreja en los diez minutos que estuve ahí mirándole...

Allí hay más bichos que en el trastero de Torrente, y están super bien cuidados. Pero aquí va mi reflexión toscanil: los animales, como en todos los zoos, están apanaos. Están sobaos, atontaos y tienen la cara más triste que cuando le regalaron un espejo de cuerpo entero a Freddy Kruger. Estaban allí tiraos en el suelo pasando de todas las cámaras que les estaban sacando fotos (la mía incluida).

Así que me fui de allí con sentimientos encontrados. Por una parte me gustó ver animales tan raros y distintos, y por otra me daban unas ganas de pegarle unas patadas a las jaulas y que saliesen por ahí a correr y comer gente!!!!

Aquí pumba, el amigo de timón. Hakuna Matataaaaa, tengo un culo enormeeee

¡¡¡ Qué monada de foto !!! (Jodé, vaya comentario más gilipoyas. Pido perdón públicamente)

Este que bien pudiera ser Bud Spencer sin depilar, era un gorila que no se movió ni para quitarse la toalla esa de la cabeza


Resulta que durante la segunda guerra mundial, el ejército japonés ordenó que se acabase con todos los animales peligrosos y salvajes del zoo porque tenían miedo de que las bombas de los americaninis lo alcanzaran y de repente se vieran ahí leones por las calles de Tokyo. El personal del zoo intentó que se trasladase a los animales a otro sitio, pero nada. Así que les dieron comida envenenada, y se recuerda especialmente la muerte de los tres elefantes que existían entonces (John, Tonky y Wanly).

Esto que os he contado en mi tono gilipoyesco característico, es verdad que pasó, así que más a mi favor en contra de los zoos (y de las guerras!).


Este bicho era más raro que el mostrenco ese de Eurovisión de este año. Tenía patas de cebra, cara de bambi y cuerpo de yoquesé!! Resulta que se llama Okapi... parecía un retocao de photoshop pero viviente! Matrix está cambiando!!!

Y esta es la panorámica de un lado del lago con muchísimos animales de esos que usan picos y vuelan (nooo, no estoy hablando de cuando el Luisma se metía de todo cuando era jóven!!!)

El pájaro Tokei, que la lleva puesta de por si mismo en su ADN dentro de su ser

Digo yo que ese día que hacía calor debe ser para estos como cuando para mi hace frío, ¿no? o yoquesé!!

Y mira tu, al salir me compré unos yakisoba en un puesto de al lao y me puse más morao que el hipototamo nigota nigota del zoo!

Así que para toda esa gente que devora todos los blogs sosos sobre Japón que hay por ahí, aquí va mi ikuconsejo de hoy: si vais a estar poco tiempo en Tokyo, ¡no vayáis al zoo de Ueno!, aprovechad para ir a ver a los frikiplanets de Harajuku que gruñen parecido y encima es gratis!!

Echadle un párpado a esto:





6 Ikucomentarios by la patilla
Elena dijo...

Que mono el panda ahí en su jacuzzi...

Neki dijo...

Anda, menudo sistema de valoracion mas chulo. No se si copiartelo tambien.
Podias poner otro mas. Uno para valorar el post y otro para valorar los chistes.

Bea dijo...

Vayamos por partes señor Toscano:
Primero... yo creo que le han tangado a usted con el panda, ese bicho salía de un bujero! y solo se le veía medio cuerpo y no se movía? eso no es un panda es una estatua!!!
Segundo... que me expliquen a mí que es un Okapi, pero que coño es eso? Es un animal?
Tercero... el pájaro Tokei ha sido majete, majete, más chulo el! Pero el dibu lo tenía por detrás no? eso o nos estabas tangando y no llevaba la tokei y era así, bandido.
Cuarto... los gorilas se visten con toallas? la madre que me pario!
Cinco... Toscano, no tienes compasión, mira que fuimos a verlo veces y estaba cerrado, y me torturas con tanta preciosidad. Bribón, que eres un bribón!

Osant dijo...

Cronica brutal. Me parto. Sobre todo lo del espejo de Freddy Kruger jaja... El puto amo

Lupin III dijo...

El Okapi me ha dejado sin palabras...

y con lo de la guerra mundial he fliapdo... que culpa tendrán los animales

Anónimo dijo...

La 2ª foto es de un tapir amazónico y no de "Pumba" que es un facoquero o jabalí verrugoso africano.




¡Ay madre, que de letras!
¡Tengo miedo!



Buuuuuuuuuurp!