martes, 31 de julio de 2007

Sigue el camino de baldosas amarillas

Hoy ya no llueve. Mecagüen sos, ya iba siendo hora. Qué manera de llover, joe, me río yo de la milonga esa de los embalses vacíos, aquí cuando cae, cae!


Se me va la pinza... ah si!, las baldosas amarillas!. Pues es que resulta que una de las primeras cosas que le llaman a uno la atención en los Tokyos es que en las aceras hay como una hilerilla de baldosas amarillas que tienen como relieve. Vamos, que te puedes tronzar el tobillo si las pillas un poco mal (ala, que exagerao soy!).

Baldosas en la estación de Gotanda de la línea Asakusa,

Pues las baldosillas estas están por todos los lados y resulta que están ahí para que las personas con problemas de visión sepan orientarse por la calle. Así que delimitan cualquier obstáculo como escaleras, aceras o semáforos. Y sorprende que haya en la mayoría de las calles medianamente céntricas de Tokyo.

Se distinguen fácilmente, que no?. Esta es en Nakano, después del paso de cebra.

Por lo visto, las que tienen como topos indican que hay que pararse, y las de líneas, que se puede tirar palante (digo yo!)

Estas delimitan el anden, y siempre lo dicen por los altavoces "que ningún Rascayú pase de la línea amarilla, por favor"

A mi me parece genial, qué queréis que os diga. Aunque la verdad es que sólo he visto a un señor invidente que vive cerca de mi casa y que se sabe de memoria todo esto, así que anda sin necesidad de bastón ni baldosas ni nada. Me he cruzado alguna vez con él y no parece que no vea, la verdad.

No me parece mala idea. Alguna vez he cerrado los ojos he intentado seguirlas, pero no hay manera!

Esta te lleva hasta la misma puerta del supermercao

Además, muchos semáforos emiten sonidos cuando cambian de color, y tenemos escrito en Braille muchos de los carteles del centro de Tokyo. A mi estas cosas me parecen geniales, aunque justo ésta mañana venía pensando en ello cuando he visto que no hay manera de acceder a la línea de metro que uso yo todos los días en silla de ruedas. No hay rampas por ningún sitio, sólo un artilugio que permitiría subir y bajar una silla a la vez mecánicamente, vamos, lo menos práctico del mundo. Y ahora que lo pienso, tampoco he visto a ninguna persona en silla de ruedas por la calle... curioso, ¿verdad?





6 Ikucomentarios by la patilla
Chema dijo...

Hola Oskar:

Participo poco en comentar tu blog, pero sigue escribiendo. Me encanta.

Por cierto, lo de las baldosas esas también lo hay en Bilbao y me han llamado mucho la atención (a veces es duro pisarlas), así que he googleado un poco y resulta que se llaman "baldosas pododactiles". Hay queda eso.

En esta página el ayuntamiento de Bilbao dice cuantas ha puesto:

http://www.bilbao.net/nuevobilbao/jsp/bilbao/pwegb010.jsp?idioma=C&color=rojo&padre=*V3&tema=350&subtema=10&padresub=352

Un abrazo!

Toscano dijo...

Aupa Chema!,

Gracias por tu comentario, hace ilu, para qué engañarnos.
No me había fijado que en Bilbao también hay, ¿las han puesto hace poco?, que curioso... me pregunto si serán de verdad útiles.

Bueno, vamos a ver si empezamos el día con alegría y onigiri.

Agur!,
Oskar

Saruli dijo...

joe Toskaruli, en Bilbo llevan la osti pues!!!

MeriScubi dijo...

Pues aqui en Lleida tambien tenemos de eso pero solo llegan hasta la Once. Será que las personas ciegas no van a otros sitios.... ¬¬

nora dijo...

¿Nunca has visto una persona en silla de ruedas por la calle? ¿Y en las estaciones tampoco?
Yo las he visto muchas veces dentro del tren...
"Agur"!:)

Miquel dijo...

Yo vivo en Kagoshima (Kyushu) y aquí y todas las ciudades que he visitado, las calles mas o menos transitadas tienen, incluso en las afueras.

Te da la sensación que todo Japón es igual!

Un saludo Gañan! y a toda la chavalada!




¡Ay madre, que de letras!
¡Tengo miedo!



Buuuuuuuuuurp!