miércoles, 31 de diciembre de 2008

13 días y 12 noches

13 días hace desde que llegué al pueblo en el que nací. 12 noches durmiendo en la misma habitación que compartí con mi hermano muchos años, y que luego pasó a ser mi refugio dentro de la casa de mis padres.
Dentro de estas paredes torcidas todavía están mis sueños, mis ilusiones, mis cabezonerías de adolescente empeñado en discutirle todo a mis padres. El fuerte donde yo me hacía fuerte.

Abro un cajón y me encuentro con los trajes de Karate que empecé a usar hacia la mitad de mi vida, me topo con las cintas de música que ordenaba cada vez que llegaba la época de exámenes, con albumes de fotos que, aún reconociéndome, parecen reflejar a otro que no soy yo.

Cada armario, cada estantería contiene, como si de un libro se tratase, capítulos de mi vida que estaban enterrados en algún lugar ahí dentro detrás de mis ojos. Y aunque algunos fueron muy malos, no puedo evitar emocionarme y sonreir ante todo lo vivido porque lo que soy ahora no es más que la suma de todos ellos, y no hay uno sólo del que me avergüence.

Salgo a la calle y paseo con la cámara en la mano, como si todavía estuviese en Tokyo. Pero resulta que aquí conozco a casi todo el mundo, así que aprendo a saludar de nuevo: un movimiento de cabeza y una o dos palabras del estilo de "hasta luego" o "aupa ahí" como tanto dicen por aquí. Alguno me reconoce como "el de los videos de Japón", aunque la mayoría ni siquiera se habrá enterado que hace años que ya no vivo aquí.

Vivo la rutina de mis padres con ternura, quedo con antiguos compañeros de trabajo, con amigos de los pocos de verdad que me quedan, con conocidos de siempre. Al de tres días es como si nunca me hubiese ido de aquí y las clases de ceremonia del té, el karate, los combinis y la Yamanote quedan dentro de un viejo sueño vivido hace siglos. Ni siquiera me puedo imaginar hablando en inglés.

Y hoy, en el último día de este extrañísimo año 2008, me encuentro sentado en el Oreka, un bar de mi pueblo donde se puede utilizar internet. A mi alrededor todo son caras conocidas, y raro es ver a alguien de mi edad que no esté casado y con algún niño. Abro el blog y releo entradas antiguas de "cuando vivía en Tokyo" y no me hago a la idea de que el viernes voy a volver a estar allí.

Me he ido de pintxos, he cenado en casa de unos amigos, he ido de compras, he enseñado Bilbao a un amigo japonés que vino a verme y me espera pasar una nochevieja que poco tiene que ver con la que viví el año pasado en un templo.

Y a pesar de todo... me siento fuera de lugar. Me siento vendido en el lugar donde más tiempo de mi vida he consumido. Es como si me faltase una vida que vivir aquí y que todo el mundo tiene, como si yo fuese una interferencia dentro de la rutina de este lugar que ha seguido su curso sin mi.

Sabiendo que la misma sensación la he vivido muchísimas veces en Tokyo, me asustar pensar que ya no sé dónde está mi sitio. Pero mientras trato de averiguarlo, tengo claro que más que los lugares, con lo que más me quedo es con las personas que aquí y allá han ido haciéndose un hueco en mi corazón.

Y espero poder volver a verlas a todas en el año que empieza en nada.





30 Ikucomentarios by la patilla
Toscano dijo...

Que el 2009 sea el mejor ikuaño de vuestra vida!

Elessar dijo...

Eso!

Tarde o temprano echarás raíces en uno de los dos lugares, y seguramente esa sensación de "desubicación" desaparecerá :)

Feliz 2009! 良いお年をオスカル!

El año que viene nos tomaremos unas cañas allá en Tokyo! :D

Sirius dijo...

El mismo deseo para tí :3

Siéntete orgulloso; ahora eres un cosmopolita ;)

Palcraft dijo...

Tu sitio no está en una casa, no está en un bar, ni en una oficina durante 8 horas al dia, ni tampoco en un pueblo, tu sitio está en el mundo, y lo demuestras con cada entrada que publicas, con cada video que nos muestras, y con cada ventanita que nos abres a un mundo distinto, ya sea Tokio, o Bilbao.

Un saludo, y feliz año nuevo.

Nuria dijo...

Ay, mi niño... cómo te entiendo... He hablado tantas veces con Hideo sobre este tema. Estoy muy contenta de estar con mi familia, de disfrutar de su tiempo, pero estoy totalmente deshubicada. No es mi lugar. Y lo bueno es que sé que cuando esté en Japón, tendré una sensación parecida, aunque no igual, añorando a mi familia.
Es lo que se llama tener el corazón partido, verdad?
Besos, guapo, y disfruta de tu estancia en tu tierra!

Kanyin dijo...

Corazón hace casa donde viajan tus aires, espacio vacio se llena de ilucione sy nuevos sueños, tu lugar esta donde pises en ese momento, que el hogar lo llevas en la sangre, Mucha suerte.

CosaRara dijo...

El sitio de uno esta alli donde esta el mismo ô_o

aran dijo...

Feliz 2009 para ti también.
A ver si tarde o temprano consigues encontrar tu sitio, aunque sea algo complicado para algunos, al parecer... Yo sigo sin encontrar el mío. ^__~
Y mientras, a disfrutar (y a seguir escribiendo así, que me encanta leerte).
Besos.

Jonathan ホナトアン dijo...

Tu decides tu vida y siempre puedes cambiar de idea.
Es normal que encuentres cambios,las cosas cambian y alguna gente tambien.

Que tengas suerte y feliz año nuevo.

Mahatma Grijandi dijo...

Tu sitio es donde estás tú, ni más ni menos.

Feliz año :)

pramundo dijo...

Pues felíz 2009 pa vos también y pa´l resto de los ikulectores, que somos unos cuantos.
Y parafraseando a alguien que lo escribió en algún lado: Tu hogar es en donde están tus libros.
Y si sos de los que acarrean libros para todos lados (como un servidor) pues ahí tienes.

Javier Sampedro dijo...

Curiosa que esta reflexion me de que pensar sobre mi lugar en el mundo. Apenas llevo 3 dias de vuelta en casa y es como si el tiempo no haya pasado, pero en realidad, hacia 15 meses desde que estuve en casa. Se que la estancia sera breve, reencontrarme con familiares, amigos... luego de vuelta a Hong Kong, y será encontrarme en mi nuevo hogar, como si las cosas no hubieran cambiado. Sé que me mi hogar siempre me estara esperando y todo intacto como el dia que emigré a tierras asiáticas.

Feliz 2009!!

Un saludo.

furan dijo...

Te deseo lo mejor para este nuevo año y procura ser feliz allá donde vayas, encontrarás así tu sitio, que no es otro que tú mismo.
Un abrazo

Felíz año a tos y toas!

maeko dijo...

Aunque no seas consciente aún de ello, lo llevas contigo en tu interior.

Un beso de todo corazón. Y qué tengas un feliz nuevo día.

Anónimo dijo...

¡¡謹賀新年!!

Tú siempre seras y estaras donde tu corazón te quiera llevar.
Un Ikubeso.
T.M.

nora (una japonesa en Japón) dijo...

¡¡¡Feliz Año Nuevo 2009!!!
Un fuerte abrazo.

maraly dijo...

Bueno entonces, me tengo que pintar las cejas...jajaja Akemashite omedetou gozaimasu!!! Feliz 2009
Saludos!
Alymar

Jorge Uriarte dijo...

Querido Oskar, dice Ursula Leguin que el verdadero viaje es el regreso.

Que sigas disfrutando de cada momento!

Daraxa dijo...

Siempre digo que lo fácil es irse, lo difícil es volver! Feliz ikuaño 2009, aquí estaremos para leerte! Un beso!

Zuriñe dijo...

FELIZ AÑO MAJOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! En el Oreka estuve yo cuando fui a fiesta de tu pueblo!!!

Disfruta los días que te restan aquí, antes de volver para Japón.

Un beso!

Javichu dijo...

Feliz Año Nuevo!!!

Tu mundo, tu lugar y tu sitio está donde estés tú en ese momento. Está claro que tus raíces son donde naciste y pasaste gran parte de tu vida pero ahora ya todo depende de ti como persona y no del lugar donde estés. Por eso tienes razón cuando hablas de que te quedas con las personas, porque las personas que te importan y tú mismo son lo que tienen valor y lo que tienes que tener en cuenta.
Espero que la vuelta sea tranquila y te adaptes de nuevo sin sobresaltos.

Un abrazo muy fuerte

Anónimo dijo...

Hola:
No sabes cómo te entiendo.Todos los años me ocurre lo mismo cuando llegan estas fechas.Tengo muchas ganas de ir a mi casa en Sestao para ver a mi familia y amigos y cuando llevo allí unos días me parece que todo ha seguido sin mí y que mi vida está en otro sitio.Y, sin embargo (como diría Sabina), aquí me siento de fuera. Leyéndote a tí, veo que es lo habitual.
URTE BERRI ON y buen viaje de vuelta.

lorco dijo...

Yo creo que después de vivir un tiempo fuera tu casa esta repartida. Como tus libros. Y estas un poquito en tu casa en cada sitio donde resides en ese momento.
Lo bonito, lo que realmente me gusta, es poder dejar parte de mi en cada uno de esos sitios y coger algo de lo que los sitios y la gente te dan, me sigo diciendo que eso hace de mi una mejor persona.

FELI AÑO 2746!!

SOKAKU dijo...

FELIZ AÑO NUEVO!!!!!!
Gracias por compartir algo tan personal.
Agur!!!

Beti dijo...

Pues aquí 2 días y 2 noches después ya se te echa de menos.

Nagore dijo...

La decisión de encontrar tu lugar, tuya y solo tuya es... tu sitio estará probablemente donde te sientas feliz, que es lo mas importate...
Feliz Año 2009 y que sea el mejor IkuAño si señor!!!, me alegra haberte visto, sobre todo como siempre te he dicho oir tu voz...

Anónimo dijo...

Hola... Me recomendó una amiga leerte,"te gustará" me dice... Me encanta ... porque escribes desde el corazón y eso es lo que relamente nos hace sentir cuabdo te leemos... las palabras son capaces de trasmitir sensaciones físicas...
Yo tambié me marché de casa hace más de 10 años y cuabdo regreso me ocurre lo mismo... esa sensación de no saber quién eres y si no hubieras marchado cuál sería tu vida ahora... Pienso como la mayoría que han escrito, que uno puede cambiar miles de veces de paisaje pero lo que nunca puede evitar es lo que siente y lleva dentro... eso eres tú y esa es tu verdadera "casa"....
Se feliz!

almu dijo...

Lo mejor de vivir a caballo entre dos mundos es que tienes las cosas buenas de los dos y tener un lugar para volver en Navidad como el turrón.... Ánimo...

Lupin III dijo...

Animo Oskar.

Tienes mucha gente aquí que te aprecia

Neki dijo...

Yo creo que todos estamos desubicados, hasta que un dia, al levantarnos por la mañana nos damos cuenta que no querriamos estar en otro sitio.
Hasta que llegue ese momento todos estaremos contigo.




¡Ay madre, que de letras!
¡Tengo miedo!



Buuuuuuuuuurp!