miércoles, 27 de agosto de 2008

Tierra de ninjas

Hace mucho, pero mucho tiempo, los ninjas decidían el futuro de los acontecimientos de Japón con la oscuridad de la noche como aliada. Su determinación no conocía límites. Moviéndose, casi danzando confundiéndose entre las sombras, cumplían su cometido sin ni siquiera ser intuidos...

¡Hasta que cazamos al becario!

Grissom saca el spray, que hay currelo!

Es el calzado que usan hoy en día los obreros, ni ninja ni ninjo!, pero me hizo gracia ver una huella con esa forma!!





7 Ikucomentarios by la patilla
Javier dijo...

Esa huella si no es mia a de ser de algun companhero de gemba (construccion). Quienes trabajan o han trabajado en construccion han utilizado esos zapatos de tela, color negro, al que los latinos llamamos "pata de cabra" jajaja...

Saludos desde Nagoya.
http://miradorlatino.wordpress.com

NeGrO dijo...

Esa huella tiene cola como los gatos.

Bea dijo...

Que monada de huella, pero no es un pegote en toda regla en medio del asfalto?
Alguno que ha querido pasar a la historia me paice a mi ;)

David dijo...

Realmente esos zapatos serán comodos?.. tendré que probarlos :P

Cristina_ dijo...

jajajaj
hasta me lo había creídoo... yo tan inocente!! jajajaja
no veas con las sandalias.. se te cae un andamio en el pie o algo y que? jajajaja
q mal...

quicoto dijo...

Que ninja tan descuidado xD Ya no son lo que eran jaja

saludos !

Toscano dijo...

Javier>>>, yo me compré unos y todo, pero en blanco!! Por cierto, gran historia la que cuentas en tu blog, qué majo!!

NeGrO>>>, anda! es verdad! jaja

Bea>>>, si si, era un pegote de cemento que alguno pisó sin queriendo

David>>>, para mi si que son cómodos, pero resulta que yo tengo el dedo gordo muy separado de los demás, así que es como si estuvieran hechos perfectos para mi. Una vez un chico en la piscina me decía que donde había perdido el dedo que me faltaba, que qué me había pasao, jajaja.

Cristina>>>, no no, si son como zapatos! y yo creo que tienen suela antideslizante, y los pantalones se meten por dentro para que no se enganchen. Javier podrá decirnos un poco mejor.

Quicoto>>>, que era el becario!! pobre! jajaja




¡Ay madre, que de letras!
¡Tengo miedo!



Buuuuuuuuuurp!