domingo, 17 de agosto de 2008

El Kata

El sábado me levanté media hora antes que la alarma del despertador, aunque la verdad es que no estaba nervioso, me sentía como en calma, como sabiendo que ya no había nada más que preparar, que sólo quedaba ir a Yoyogi y hacer lo mío allí delante de todos.

Este es el estadio olímpico que está enfrente de los Elvises. El nuestro está detrás.

Y la forma es muy similar, pero es mucho más pequeño. Aún así fue perfecto para albergar este evento.

Desayuné bastante fuerte, y llegué al estadio a las nueve de la mañana, la hora justa que se anunciaba en la hoja. En la entrada había muchísima gente, sobre todo niños con el traje de Karate ya puesto, y muchas madres acompañándoles. Así que yo no encontré a los de mi gimnasio y me sentí totalmente perdido.

Menos mal que Michiko siempre me echa una mano con las instrucciones que me dan en japonés...


Pasé adentro, y justo en la entrada habían puesto una serie de mesas con camisetas, bolsas, y demás productos de la SKIF, y estaba mi profesor Suzuki vendiendo. Me acerqué a él, le saludé con mi primer ossss del día, y le pregunté dónde tenía que ir. El se empezó a reir, y me dijo que no sabía, que fuese "para allá", vamos, para la cancha.

Allí finalmente me encontré con algunos de mis compañeros que ya estaban con el kimono, así que me fui a cambiar. Lo que pasa es que no había vestuarios por ningún lado, con lo que entré en un baño y resulta que había gente allí cambiándose. Yo me sentía totalmente desorientado, sin saber qué iba a hacer, ni cuando, ni donde.

Subí, me senté y una compañera me cogió de la mano y me dijo que bajase a uno de los tatamis donde algunos estaban calentando. Me uní a ellos, e hicimos los mismos ejercicios con los que empezamos siempre las clases. Me sirvió para relajarme un poco, aún sin perder la sensación de estar perdido.

Se me descosió el dorsal, y un chico de la organización me lo pegó con cinta. Pero al de cinco minutos se me volvió a despegar, y una chica me lo pegó con otro tipo de cinta. Cuando pasó por tercera vez, la misma compañera de antes me llevó donde una señora cuyo hijo está en mi gimnasio, que, como buena madre, tenía aguja e hilo y, más maja que ni sé, me lo cosió con lo que ya se quedó ahí para siempre. Por cierto, lo tengo que quitar para la clase de mañana, pero es que queda tan mono...

Me di cuenta de que la gente tenía como un programa con los horarios, así que fui a coger uno. Tuve que pagar mil yenes, pero me llevé un libro donde se explicaba el evento, y tenían perfectamente organizado quién hacía qué, en qué tatami y, sobretodo, a qué hora.

Fue la edición número 28 del campeonato nacional de Karate de Japón...


Yo salía a las 12:05 en el tatami B para hacer el kata que me dijesen. Me hizo mucha ilusión ver que mi nombre ha quedado impreso y unido al evento para siempre en el libro oficial, y fue gracioso ver un simple y significativo "Oskar" entre tanto kanji con nombre completo.

Ahí, el último, para que me coman más los nervios todavía!


Me enteré, entonces, que todo se hacía el mismo día: katas y combate, y que sólo si llegaba a la semifinal, tendría que ir al día siguiente. Y también el mismo día me enteré de las horas, si lo hubiese sabido antes, no habría hecho a Neki y compañía venir tan pronto.

Un chico que había venido de Hokkaido decidió hacerse mi amigo y estuve hablando con él bastante rato. De hecho, de no ser por él, no habría llegado a tiempo al recuento, mayormente porque no tenía ni idea de donde era.

Después, salimos todos en fila hasta nuestro tatami. De repente se me secó la boca, sentí miedo, creí olvidarme de todos los katas...

Sin embargo, estuve mucho más tranquilo en los combates... supongo que ya cansado de tanto esperar, empezaron cerca de las cuatro de la tarde!


Pero salí, hice el kata que me tocó, el tercero de los más básicos, y de los cinco banderines de puntuación, a mi me dieron sólo dos, así que el otro chico me ganó. En cuanto acabé el kata, sabía perfectamente el error que había cometido: perdí el equilibrio en una de las partes más fáciles, echadle un ojo al segundo 58 del video... Me llevé mucha decepción porque sabía que podía haberlo hecho mucho mejor, pero ahora estoy muy contento de haberlo intentado.




(Os aconsejo que lo veáis en la web de Vimeo, que se ve mejor por lo del HD este)


Por la tarde, como ya sabréis por el video que ya he puesto, la cosa salió un poco mejor... pero os tendréis que esperar!

PD: Por cierto, para liberarme del estrés de la competición el viernes me compré el iPhone... yo, por comentar...



15 Ikucomentarios by la patilla
Anna dijo...

Sigue entrenando que lo haces muy bien!! Y entre descansos disfruta de tu nuevo Ipod… Animo!!

Mikelats dijo...

Los torneos ahi tienen algun tipo de cosa distinta? me han parecido muy parecidos (valga la redundancia) a los de aqui, me ha hecho ilusion verte hacer una kata que me sabia :D

Al final como acabo todo?

NeGrO dijo...

No he llegado a tiempo para desearte suerte y tal, pero se ve que no la necesitas, se te ve muy seguro, y además, si eres capaz de ver si has cometido un error, cual ha sido, o donde ha sido, pues tanto mejor!

Buena idea lo del iPhone, eso anima a cualquiera xD

Cristina_ dijo...

bueno bueno.. pero q bien que lo haces!! jaja
lástima eso del eqilibrio pero muchas veces nos eqivocamos en las cosas más tontas... y nos salen las más difíciles... igualmente supongo que habrá sido una experiencia muy bonita y que siempre recordarás.

otro más con el iphone?? si es que no se como no has caido antes jajaja .. pero anda que no mola ;)

nora (una japonesa en Japón) dijo...

かっこうよかったですよ!
お疲れ様でした!
Un abrazo
PD: Gracias por la cami!

enekochan dijo...

Eiii ¡me acuerdo de esa kata de cuando hice karate hace la porra de años! Eso si, no llegue más que a cinturon naranja-verde pero no se me daba mal jejej el profesor hasta me tenía pelota xD Jue me han entrado ganas de apuntarme otra vez a karate.

Impaciente estoy por ver el otro video =D

Cris dijo...

Hola Oskar,
Sinceras felicitaciones por el mismo hecho de participar en esa Competencia.
Bravos y aplausos por los dos banderines !!!

Saludos

Neki dijo...

me la pase super bien, me alegro un monton de haber ido.
Para lo proxima a ver si tb estoy.

Entre la ceremonia del Te, lo del karate y el izakaya ehas hecho q nuestro viaje sea muy especial.
gracias

Jon dijo...

Enorme, Oskar. Por animarte y por la solidez con la que lo hacías. Qué bueno. Interesantísimo verlo, además. Felicidades!!!

Nagore dijo...

Chatoooo q bien lo has echo, joder... para darse cuenta del desequilibrio lo he tenido que ver 3 veces y aún sigo pensando que joder vaya ojo los jueces...
Bueno pero no voy a meter el dedo en el tema, pero te he visto super seguro y genial... Se nota que te gusta mucho y eso me alegra y encima se te da muy bien... Un besito guapooo y sigue con ello... q ya has perdido el miedo, ya sabes como será la próxima vez.

quicoto dijo...

Que lástima :(

El año que viene más :P

saludos !

Toscano dijo...

Anna>>>> gracias, gracias, seguiré!

Mikelats>>> es cierto que el campeonato de katas es casi idéntico a los de allí, aunque para mi fue una novedad porque yo nunca me había presentado a uno.

NeGrO>>> cachis! pues igual si me hubieses deseado suerte no me habría medio caido!! jeje
El iPhone me tiene hipnotizado, qué gozada.

Cristina_>>> experiencia que recordaré siempre, además de verdad... jopejopejope jopeeeee

Nora>>> ありがとう!!うれしい

Enekochan>>> pues ya tienes dos videos más, y todavía los que quedan!

Cris>>> muchísimas gracias Cris!!

Neki>>> yo encantado de que hubieses venido, me animastéis un montón, me grabastéis, sacastéis un montón de fotos... de verdad que ha sido todo un placer para mi, gracias a vosotros.

Jon>>> gracias gracias

Nagore>>> has visto? si es que estoy hecho un artista!, jajaja gracias!

Quicoto>>> que no se ha acabaoooooo, tranquilooo

Lupin III dijo...

Siento lo del error... Seguro que ha sido por los nervios, pero has participado en el CAMPEONATE NACIONAL DE KARATE DE JAPÓN... que se dice pronto...

Solo eso ya está genial...

Toscano dijo...

Lupin III>>> si, esta experiencia es de las de no olvidar y contar a los nietos

KALRONG dijo...

me encantan las katas, y te quedo de puta madre no te preocupes :D

un saludo




¡Ay madre, que de letras!
¡Tengo miedo!



Buuuuuuuuuurp!