martes, 2 de octubre de 2007

Hay días

Hace frío de nuevo y no me gusta. Me levanto del futón, que es casi lo mismo que decir que del suelo, y tengo frío. Pongo la calefacción y miro por la ventana para descubrir un día lluvioso y triste por lo gris.

Hoy he decidido empezar a ir a la oficina en bici, y aunque llueve, no me echo atrás. Compruebo las ruedas, están deshinchadas, y veo, con pena, que partes de la bici se han oxidado. Hay días en que todo lo malo parece peor.

Entonces la dueña de mi casa me saluda, me sonríe y me tapa con su paraguas mientras hincho las ruedas. No hablamos el mismo idioma, pero nos entendemos. De repente, me viene a la cabeza todo lo que se dice sobre los japoneses, la imagen que se tiene de ellos y me da rabia y decido que cuando llegue a casa por la noche, voy a escribir algo como para saldar una deuda que tengo con ellos.

Todos los días veo gente que vive su vida, madres que llevan a sus hijos al colegio, abuelas que preparan el té y hombres trajeados que se dejan la piel trabajando. Veo parejas de adolescentes cogidos tímidamente de la mano, nunca besándose y rara vez abrazándose. Conozco a una señora que trabaja en el supermercado de mi barrio y a la vez en el Seven Eleven, y me pregunto si vivirá sóla, y por qué trabaja tanto.

He tenido el privilegio de compartir mesa en casa de una familia, de vivir el drama de una persona enferma, de escuchar los sueños de una madre que carga sobre sus hombros con la vida que le ha tocado con una sonrisa en la cara y lágrimas en el alma, y, encima, es capaz de desvivirse por mis problemas que no son nada en comparación.

Los japoneses son seres humanos, con su peculiar sentido del humor y su no tan estricta filosofía de vida basada en reglas que están entre el honor, el sentido común y el respeto. No son samurais, ni son chinos, ni están todo el día jugando a las consolas o en internet. Tampoco todos tienen los últimos móviles con tele, y muchos ni siquiera han visto anime en su vida.

Me gustaría que todos aquellos que me preguntan tantas tonterías sobre ellos, hiciesen un ejercicio de reflexión: ni los españoles son todos toreros o cantaores, ni los japoneses se pasan el día en los karaokes comiendo pescado crudo.

Espero que sepáis perdonar este cambio de tono en el blog, pero tengo que dar las gracias a todos aquellos que me han ayudado cuando llegué aquí más sólo que la una.

Va por vosotros!

心からどうもありがとうございました!




17 Ikucomentarios by la patilla
Bea dijo...

Preciosa reflexión.

haatik dijo...

Logure.

Goibel.

Jorge Uriarte dijo...

Ánimo!

Toscano Middle dijo...

Vente arriba Toscano!!!

Mi homenaje va para tí, ya hay tres cosas que miro todos los días: el correo electrónico, el períodico y el blog de ikusuki.

Así que no decaiga!!

Anónimo dijo...

muy bien dicho!
hay mucha gente que piensan que las personas de otros paises y de otras lenguas son diferentes pero es mentira, todos somos iguales. Inusha-chan.

MeriScubi dijo...

Sabes que he visto muchas cosas en mis viajes pero todavia soy capaz de mirar a los ojos de la gente y ver personas, no ver ni a iraqies ni a coreanos ni a afganos ni a vietnamitas sino a personas. Y ser capaz de verlos así me hace sentir mucho más cerca de su dolor... y ojala nunca pierda el poder conmoverme ...

NOTA AL MARGEN: llevarle al Señor Toscano una bolsa de agua caliente con funda de franelita junto con las pipas y las gominolas....

Muxus !!!!!

Daniel dijo...

Venga tio, animo.

Lupin III dijo...

Por aquí he leído a un/a anónimo/a que dice:
"me ha encantado lo que vas explicando poco a poco las cosas y como funciona todo allí"
y he decir que a mí también me parece que estás haciendo que "aprendamos" parte de la cultura japonesa...

Lupin III dice:
¡¡Me gusta!!


PD: Seguramente las gracias te las de a ti más de uno de tus compañeros de oficina, vecinos, conocidos, etc... por pasar esta temporada allí enseñarles tú a ellos cosas nuestras.

PD2: y por supuesto, desde aquí, también te damos las gracias por todas tus narraciones... al igual que yo, hay un montón de gente que no se ha perdido uno solo de tus post.

PD3: y gracias una vez más por ese Inspector Basilio que cuelga tras la cara de Lupin III (que está como fundo de pantalla)

saruli dijo...

WE LOVE YOU!!!!

DsYk dijo...

muy bien dicho, mejor imposible ^^

Toscano dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios. Creo que estos días no solo lo malo parece peor, sino que lo bueno es, de alguna manera, mejor.

Gracias! Eskerrik asko! Arigato!

aran dijo...

Hola,
Como ya te han escrito, no podrías haberlo dicho mejor. Me ha gustado mucho tu reflexión.
Por lo demás, ¡muchos ánimos!
がんばってください!!!

nora dijo...

Permíteme que te diga que me has hecho llorar...de verdad.
Mi más sincero agradecimiento por pensar que los japoneses también somos seres humanos. Es el primer blog en el que leo un entrada como la tuya, y me gustaría que después de traducirla al japonés se la mostraras a todas esas personas que están a tu alrededor.
Con todo respeto y agradecimiento.

nora
Una japonesa en Japón

Toscano dijo...

Nora, me encantaría tener los suficientes conocimientos de japonés como para poner esta misma entrada en vuestro idioma.

Me hace feliz ver que te ha gustado mi post, eso significa que he sabido expresar mi agradecimiento hacia todos vosotros.

Gracias a todos de nuevo!

Anónimo dijo...

Buff,
Yo tambien he tenido esos momentos de "el topico dura dos minutos" luego todos somos mas o menos igual de humanos.

Al principio lo pase bastante mal en japolandia pero ahora estoy mas estabilizado. Es cuestion de tiempo.
Lo malo, que no tengo tiempo para estudiar el idioma.
Un saludo
Ganbatte ne,
Jose
日本で古い分があります。。
七転び八起き。自分でしゃべて下さい。

Anónimo dijo...

...filosofía de vida basada en reglas que están entre el honor, el sentido común y el respeto.

Si esta norma se extendiese universalmente, este mundo seria de otra manera.
Yo soy un amante de la cultura Japonesa y ademmas admiro muchisimo su humildad como pueblo.
Saludos

GL GL dijo...

Un post muy humano, es realmente agradable leer algo tan sencillo y profundo
Saludos!




¡Ay madre, que de letras!
¡Tengo miedo!



Buuuuuuuuuurp!