lunes, 4 de junio de 2007

Pasar trapo, secar trapo


Pues si señores, vengo de mi séptima clase de Karate en Japón (de ésta tanda, que la otra vez también estuve, cuidao conmigo que soy peligroso!, jaja).

Y creo que puede ser curioso contar cómo es una clase típica para un extranjero en uno de los Dojos más famosos de todo el mundo.

Os pongo en antecedentes, porque no creo que mucha ikusukigente sepa sobre Karate. Resulta que existía desde hacía muuuucho tiempo, pero un tal Gichin Funakoshi (japonés de pura cepa), fundó el estilo Shotokan. Este buen hombre hace mucho tiempo que dejó de pegar patadas, pero su foto no puede faltar en los gimnasios de todo el mundo:

Gichin Funakoshi (1868 - 1957). En esta foto yo creo que ya estaba mirando obras con los jubilaos...

El caso es que murió en 1957, por lo que todavía quedan discípulos directos de él que están vivos. Uno de ellos es Hirokazu Kanazawa, que, mira tu por donde, es el presidente del Dojo al que estoy yendo yo a poner poses. Eh, a que acojona?!?!?

Pero vamos a lo que pasa un día normal: salgo de currelar pronto, y cojo un metro que me lleva a Kugahara en unos 20 minutos. Hay clases todos los días de la semana, menos los jueves, incluyendo sábados y domingos. Yo, por salud mental y física, intento ir tres días a la semana (no siempre lo consigo).

Aquí mi Doogui (decid Kimono aquí y ya veréis cómo se descojonan). Todo arrugao, por cierto (lo sientooo).

Entonces, nada más llegar, es cuando empiezan las "normas/reglas/más vale que lo hagas si no quieres ser el raro":

  • Si hay alguien en la puerta, o ya cambiado, tienes que ir donde él, hacer una reverencia y decir "Osss". Cuanto más baje uno la cabeza y más alarguesss la esssse (estilo Gollum), mejor!
  • Entonces uno se quita los zapatos, como en todos lo sitios aquí. Esto puede parecer una tontería, pero tiene sus implicaciones:
    • Los calcetines no pueden tener tomates, así que a las mañanas hay que tener muuucho cuidado de despegarse las legañas antes de elegir.
    • El factor "ir-de-traje" trae consigo que uno lleva zapatones, y los zapatones no se caracterizan precisamente por su elevada transpiración. Aquí Axe ayuda mucho, sobretodo antes de salir de la oficina.
    • En la entrada hay casilleros para dejar los zapatos. Pero en todos hay un nombre puesto y yo, que soy un poco extranjerillo, no tengo ni idea de donde dejar los míos y tampoco quiero ocupar el sitio de algún tipo importante, así que los dejo en el suelo. Esto hace que me miren pensando "tío raro!" pero no me importa demasiado... mejor "tío raro!" que "roba casilleros!"

Anda que no molo con él puesto!
  • Ahí es cuando ya, por fin, entramos en los vestuarios. Yo siempre suelo ser el primero porque me hice un tatuaje con dos kanjis cuando era jóven e inexperto, y sobretodo cuando no pensaba que iba a volver a Japón. Y como me da mucha verguenza que me lo vean, trato de cambiarme lo más sólo posible. Aquí también funciona el asunto del "osss", así que si estás a mitad de ponerte los pantalones y entra un tío, tienes que hacerle la reverencia... cuanto menos ropa, más graciosa la situación.
  • Y ya salimos al tatami, que no es tatami, que es un suelo de madera propicio 100% para criar ampollas tamaño melocotón (las acciones de la empresa de tiritas han tenido que subir conmigo).
  • En una clase típica de Zalla o Bilbao, uno espera al profesor sentado hablando con algún compañero o, en un alarde de deportista, estirando un poco. Pero aquí no!!! aquí resulta que tienes que ir donde unos trapos que hay y hacer como que limpias el suelo de lado a lado!!! Cuanto más bajo sea tu cinturón, más pasadas hay que hacer. Y es una comedia, porque el suelo siempre está limpio, pero ¡hay que hacerlo!. Así que vas viendo a la gente que según va entrando coge un trapillo y hace el paseillo (después de ir uno por uno con el "oss", claro).
Eh, mi nombre bordao!!!! que guayyy!!!
  • Y empieza la clase! nos ordenamos todos por colorines cinturoniles, saludamos tres veces (una al profesor, otra a la foto de Funakoshi y la otra no preguntéis porque todavía no lo he pillado), y entonces el alumno con cinturón más alto empieza la parte de calentamiento. Hoy ha sido especialmente curioso, porque nos ha dado la clase una niña de unos diez años, que es cinturón negro. Ha estado muy seria y lo ha hecho genial!! Me miraba mucho y decía lo que había que hacer mucho más alto como para que yo lo entendiese (parece el chiste del taxista y el español hablando despacio en inglés, jaja).
  • Por alguna extraña razón del ADN japonés, no se ha dado la situación en que un profesor de Karate me llame por mi nombre. En el 2001 yo era "Michael" (jaja, como el del coche fantástico), y ahora soy "Carlos". En fin...
Cera no doy, pero cubo si lleno!
  • No os voy a contar el resto de la clase (dura hora y media), porque bastante me estoy enrollando. Sólo un par de detalles: es entera en japonés, se aprende muchísimo, se hace ejercicio y se tiene la eterna sensación de ser extranjero allá donde vaya uno.
  • Acaba la clase! vuelta al ordenamiento cinturonil y al trisaludo. Aquí hay una variante, que es recitar de memoria el Dojo Kun (una serie de "mandamientos" del practicante de Karate). Menudo playback me casco yo aquí!!! muevo los labios y no digo nada, jajaja. Pero juro y prometo aprendermelo para el mes que viene!.
  • Y ahora viene el momento cubo!!! Los que tenemos "oficialmente" el cinturón más bajo, tenemos que coger un cubo, ir al vestuario y llenarlo de agua, para hacer la misma comedia de los trapos, pero en versión húmeda. Después hay que dar un par de vueltas al ruedo con un trapo, enjuagarlo, ponerlo a secar y vaciar el agua negra negra que queda! nunca me acostumbraré a esto!.
Puede que todo esto que hayáis leido os parezca un suplicio, pero la verdad es que se quedan en meras anécdotas ante todo lo que estoy aprendiendo. Y poco a poco voy conociendo a mis compañeros, que ya se dignan a hablarme, y hoy mi triunfo ha sido que el profesor se ha enterado que no soy Americano (y además el tío ha estado en Bilbao), así que ya me tiene hasta medio pelota!

Ossss!!!!


9 Ikucomentarios by la patilla
Idoia dijo...

Ja, ja, ja... yo estuve seis meses apuntada a Mugendo aquí en Bilbao (se supone que es un poupurrí de artes marciales con defensa personal) y también hacíamos eso del ossss y a nuestro profe había que llamarle sensei o algo así. Eso sí, lo del trapito no nos lo hacían, a los nuevos sólo nos "humillaban" con un cutre chandal blanco donde ponía "new studient", en fin...

Decirte también que me encanta tu blog, lo leo siempre que puedo, y me estás dando una envidia de ir a Japón... eso sí, de vacaciones.
Por cierto, estoy aquí gracias a mi hermana Nuria, que me introdujo en el mundo Ikusuki. Un saludo!!!

haatik dijo...

Muy buen reportajilllo.

Solo una pregunta, como han traducido tu nombre?? o acaso poner ''el chico nuevo'' donde deberia estar este?

Bea dijo...

Joe Toscano eres el mejor cuentacuentos que he conocido nunca. ;) Da gusto seguir tus pasos.
Gracias.

Toscano mid dijo...

Veo que olvidas a tus referentes..en esto del karate Choteo man siempre será tu maestro, como Mutenroshi lo fue de SonGoku, pequeño saltamontes.

Kos dijo...

Un reportaje cojonudo. A ver cuando te vemos con un cinturon negro en condiciones y con el logo de ikusuki pegado.

Ehhh, tiene que ser todo un poema verte medio en pelotas, agachado y saludando, je, je....

Osss

Daniel dijo...

Joe, lo que daria por estar limpiando el suelo contigo...........se iban a enterar los japoneses de lo que somos capaces de hacer los Bilbainos.jjejejeje

Toscano dijo...

Idoiaaaaaa, te vi una vez en un balcón!!! jajajaja
Lo del chandal blanco "new student" me ha llegao al alma, jodé que manera de motivar!!!
Recuerdos a tu hermana y a tu cuñao!!

Haatik, ¿ha respondido el post sobre japonés a tu pregunta?, ahí pone directamente O-SU-KA-RU (a pesar de lo cual, me llaman Carlos, en fin!)

Bea, gracias!

Toscabrother, no se me olvida Choteo no... dificil de olvidar!

Ese Kos!!!! pues si te digo que hasta al entrar en la ducha hay que decir el ossss. Yo lo digo riéndome siempre, no me acaba de salir en serio!!! Apa Gorliz!

Dani, me he acordado de ti treinta y tres veces mientras escribía el blog. Ya metimos horas juntos, eh? Ya sabes que si quieres pasar trapo un día, sólo tienes que coger un avión y te voy a buscar al aeropuerto... no hace falta ni que traigas trapos, que los ponen ellos! sitio tenéis siempre que queráis!

Anónimo dijo...

Muy bunas espero que sigas con el karate, y yo lo practico desde hace un buen tiempo. Me encantaria conseguir un par de karategui de la S.K.Do (como el de las fotos).
Me gustaria estar en contacto. Un gran saludo
Ernesto jerm8@hotmail.com
OSS.

Anónimo dijo...

Ser honrado
Ser respetuoso
Ser esforzado
Defender la verdad
Primar la razon antes que la fuerza...

Son los 5 objetivos del Karate Do, linea Shorin Ryu, escuela Shi Do Kan, Dojo Miyazato...

Quizas sean los mismos... Saludos ;)!




¡Ay madre, que de letras!
¡Tengo miedo!



Buuuuuuuuuurp!