martes, 24 de febrero de 2009

Koishikawa Korakuen

El invierno lo que tiene es que a parte de que con el frío todo se encoge, en cuanto sale un día un pelín bueno todos salimos a la calle a recolectar rayos de sol cual lagartija lagartera. Bueno, yo por lo menos, que si volviese a nacer seguro que sería oso por eso del hiberneo (y un poco también por los pelos que me han salido en la espalda, que parece que voy mutando los días pares). Así que el domingo me fui a un parque que me quedaba por conquistar, y que resulta que es el más antiguo de Tokyo, el Koishikawa Korakuen, que aunque se abrió como parque en 1938, existía desde 1629, así que mira si era viejuno.

Uno se encuentra un parque pequeñito, cuco, nada que ver con esos otros enormes como el Hamarikyu o el Shinjuku Gyouen. Para mi no tiene nada que envidiarles, porque, para empezar, en este hay un recorrido a seguir que incluye pasar por piedras encima de un lago, subir una montañita, atravesar un puente... vamos, que no te aburres ná de ná.



Además, como es pequeño y hay más de un recorrido, te vas cruzando con la misma gente unas cuantas veces y como tienes que ceder el paso y así, los acabas saludando. Se hacen compañeros de andaduras, amigos!



También había un señor ahí pintando un cuadro que si el hombre está más serio lo mismo se ríe y le sale una grieta:



Y patos, había patos, y yo que me estoy añoñando por momentos... el domingo sacando fotos a los patos, y ayer encendí velas en casa. ¿Qué va a ser lo siguiente? ¿Laura Pausini?, jodé, haced algo!.


Yo me quedo con las piedras del lago, creo que de los parques de este estilo es lo que más me gusta, la cosa esa de ir de piedra en piedra cual grácil ikusuki. (Dios, la cosa va a peor, será la primavera?!?!?)







Después de pasar esa zona con el puente rojo, que anda que no mola la pianola, uno da una vuelta por un lago grande en medio del cual hay una isla toda cuca:




Tampoco podían faltar los puestillos de sake caliente dulce, comida y flores que todo parque es menester que tenga para que los señores visitantes se gasten los cuartetos:



Cuando me iba yendo, resulta que en un pequeño escenario que tenían allí montado empezó un espectáculo de marionetas que estuve grabando como pude usando el trípode elevando la cámara por encima de la gente, que había allí más personas que ni sé. La historia duró bastante, pero yo lo he resumido y aquí os lo pongo, porque soy más majo que los lacasitos rojos:




Se puede visitar apoquinando 300 Yenes, que es ná, si uno va a la estación Iidabashi (líneas Oedo, JR Sobu, Tozai o Namboku). Además si uno tira un par de estaciones más se planta en Akihabara, así que tampoco es que os vayáis a un sitio desde el que luego no se pueda hacer nada.




16 Ikucomentarios by la patilla
lorco dijo...

Son ZAMBURGESAS!!!
no son piedras!!!!

y seguro que se mueven cuando pisas y te caes!!!

Danikaze dijo...

El parque tiene buena pinta... me lo apunto por si me tiro una temporada grande en Japón dentro de poco ^^

Por cierto, nada mejor para recuperar tu hombría que salir a la calle con un cinturón de herramientas, como hacía Tim Taylor, el chapuzas en casa xDDD

Jonathan ホナトアン dijo...

Un parque precioso,pero tiene que ser más bonito en primavera con las flores del sakura.

y con un pequeño templo al zorro (perro)

Me han encantado las carpas,parecen de la epoca Edo.
Y mas la naranja con las aletas hacia delante.

flapyinjapan.com dijo...

Me ha gustado mucho este post, muy descriptivo y vivo.

Eso sí, si quieres ver parajes antiguos... te llevo por la comarca y lo flipas !! :oP

Un abrazo !

matri dijo...

Qúe chulo el parque!! no se si pa cuando vaya tendré tiempo para ver eso, pero lo apuntaré ...

Lo que más me ha molado es lo de las piedras, es excursión con riesgo, de caerse al rio si pisas mal :P

quicoto dijo...

parece que se respira paz, incluso estando en medio de tokyo

por cierto, que gordas esas carpas (lo son ?)

saludos !!

Nuria dijo...

Qué chulo el parque !!!! Habrá que ir !!
Con la música de las marionetas ya me he ido ambientando... que me queda poquito !!!!
Besos !!!

Elessar dijo...

Pues tiene muy buena pinta, y no queda lejos del Budokan ¡habrá que ir!


P.D.: Fénix en esa foto está mas estropeao que la cama de un loco.

T.M. dijo...

Muy bonito, si señor. No sabría con que parte del parque quedarme. Otro día de envidia sana. Y lo peor es saber que nunca podre verlo, ni estar ahí. Bueno siempre me quedara Ikusuki o algún documental snifff... Se me ha pegado tu ñoñería??

Un Ikubesoooo.

Chema dijo...

WOWWWWWWWWWWW!!!!! que pedazaco de pescaduuu... curioso que no se vea ningun puente o casita en el google.

Gracias!!!

PD: por cierto Starbuck conocia a MA :D

Dat dijo...

¡Qué lugar más chulo!!! Transmite paz y tranquilidad, buen sitio para relajarse uno.
..mmmmmmm cuánto shushi veo por ahí.... jejeje

Besitos

Pata dijo...

Qué bonitooo! Me encantaría ir, sin duda, qué chulooo! Jajaja, ya te digo que son zamburguesas, ahora entiendo de dónde sacaron la idea!!!
Por cierto, qué bajón Fenix tan viejuno! El tiempo no perdona!

Sirius dijo...

Ya me lo he apuntado en la guía y ahora mismo le voy a buscar un huequecillo para ir a verlo cuando estemos por allá ;)

josecrem dijo...

Me han gustado mucho las marionetas.
Pero mas todavía los mimos esos de negro que van detrás de ellas, imitando sus movimientos con las manos.

Sergio dijo...

Si te digo la verdad, casi que comento por la foto del Murdoc (o como se llame) este apergaminado que has puesto en los comments. Estoy IMPACTADO.
Como pasa el tiempo no??? que horror! Necesito botox.

Anónimo dijo...

Hola hola,

Hace tiempo que te leo pero no comentaba.......que me encanta la manera en que relatas todo. De repente triste y otras muy alegre que hasta me tiro al piso de la risa.

En fin, muy entretenida la vista a este parquecito.

Un abrazo

Coca




¡Ay madre, que de letras!
¡Tengo miedo!



Buuuuuuuuuurp!