lunes, 26 de noviembre de 2007

El chico que se ganaba a la gente

No recuerdo que día era, pero está entre lunes, martes o miércoles. Fui a Karate, como habitualmente, pero ese día llegué mucho antes. Me cambié de ropa, con rapidez y teniendo cuidado de ponerme de espaldas a la pared para no mostrar mi tatuaje, y salí al tatami o dojo, como realmente se llama.

Fue un poco raro, yo era el primero, así que me limité a ponerme en una esquina y estirar un poco los músculos, que falta me hace desde que voy a la oficina en bici.
Poco a poco fue entrando gente y empezaron los saludos. Aquel día había un chico nuevo, él era alto, moreno y con la piel quizás también un poco morena. Me saludó, como a uno más, y se fue a un rincón a hacer lo que todos.

Pero entonces entró una chica japonesa de las habituales, y fue donde él y le dijo en castellano "¿hola, como está?". Lo siguiente que pasó es que le pregunté de donde era y él me contestó que de Castellón. Por mi cabeza pasaron muchos pensamientos en cadena, la verdad es que no todos los paisanos que he conocido aquí me caen bien, ni mucho menos. Y además en Karate yo tenía la exclusiva hispana y no me esperaba un competidor.

Aún así, me hizo ilusión. No todo iba a ser aguantar el monopolio de franceses, por fin iba a poder hablar con alguien en mi propio idioma, y esto, señores, es algo que nunca parece que se va a echar de menos hasta que todo el mundo a tu alrededor habla en inglés o en japonés. Es una especie de valla que se tiene delante y que no te permite expresar lo que realmente quieres, o no con la libertad habitual. Yo no soy 100% yo, y me he resignado a ello.

Desde aquel día habremos coincidido cinco o seis clases más, como mucho. Él está de vacaciones en Tokyo, y procura ir todos los días. Yo llevo nueve meses aquí y dosifico mi tiempo y esfuerzo, pero él es un habitual.

Las horas de oficina no me han dejado volver en semana y media, hasta hoy, y la verdad es que pensaba que él ya había vuelto a España. Pero la suerte ha querido que hoy fuese su último día, y después de la clase, hemos ido todos juntos a cenar.

De repente, le han empezado a hacer regalos. La gente le ha empezado a hablar en castellano, quizás cuatro o cinco palabras: hola, como estás, mi nombre es... Y todo el mundo se ha querido sacar fotos con él.

De vez en cuando hablábamos los dos en nuestro idioma, y la gente se sorprendía al saber que yo también vengo del mismo país.

El miércoles se va, y ha estado en Japón un mes y medio. Yo llevo nueve meses, de los cuales los últimos siete he ido al menos tres días a la semana a Karate. Hoy la mayoría de la gente se ha enterado de donde vengo, y hoy han empezado a hablarme. Él llevaba un mes y medio y se ha ganado a todo el mundo, le han hecho una mini fiesta de despedida a pesar de ser lunes, y le han hecho muchos regalos.

Es una de esas personas que sabe ganarse a la gente. Y los dos abrazos que nos hemos dado hace menos de una hora han sido realmente sinceros, también me ha ganado a mi.

Espero que algún día nos volvamos a ver... en Tokyo, Castellón, Bilbao o China... seguro que estarás rodeado de gente y no te faltará con quien hablar.





8 Ikucomentarios by la patilla
Saruli dijo...

Como te van a coger confi si no haces nada mas q pellas?????
Y pq no te pueden ver el tatu???
Creo que alguien tiene morriña....

Lupin III dijo...

Como pille yo a ese castellonense se va a enterar hombre... se la va a cargar...

Que va a ser eso de hacer hacerse amigo de tu gente...

No te preocupes Toscano, que yo te vengaré...

PD: Ya he impreso la foto, y la he pasado por un software de reconocimiento facial hackeado gracias a la compañera de tu compañero de trabajo (ya sabes, Chloe O'Brian)

triki dijo...

Bonito post.
En el fondo ,muy al fondo seguro que un poco de rabia da; que un "novato" se lleve el aprecio de todos.
Eso es tener don de gentes ,si te ha dejado un poco date por satisfecho.
Salu2

Txisko dijo...

Vaya barbas que tienes campeón! Ostias, te veo igual igual igual que siempre. Pero ese cinturón blanco desluce! ¿porqué coño no tienes el negro que es el tuyo?

Bonito detalle el del trapo en la mano, veo que la tradición sigue!

Saruli dijo...

Direis lo q kerais del trapo y el cinturon blanco, pero es el mas limpio tiene el traje!!!

Txisko dijo...

Eso es que suda poco, vago más que vago! Hay que sudar la camiseta!!! O el kimono!!! Y mi kimono, kiaaa, que tengo con los koreanos!!

Toscano dijo...

Pos que sepáis que el día 22 del mes que viene tengo examen de Karate. En el examen te ponen directamente el cinturón que "te mereces", así que ya veremos...

Creo que fue buena idea empezar desde blanco de nuevo, ahora me hace muchísima ilusión y me motiva mucho este examen!

Txisko, que perrako estas hecho!

Txisko dijo...

Pos ale, a ver si te ponen el cinturón que realmente tienes y te dejas de tanta chorrada. Que eso de ir de humilde por la vida ya no se lleva, tirate el moco, coño, que se vea de donde vienes.

Y si ves que la cosa se pone chunga, tu da cera y pule cera, que eso no falla nunca!

Animo Koki! suerte con el examen!




¡Ay madre, que de letras!
¡Tengo miedo!



Buuuuuuuuuurp!