sábado, 17 de enero de 2009

Gentes

Me monto en el tren en Shinjuku, y cuando las puertas parece que se van a cerrar se escucha un grito que dice algo así como "heeeey" que sobresalta a medio vagón y entran un grupo de extranjeros. Hablan en castellano con acento argentino, creo, y se hacen un hueco en el vagón a fuerza de empujones y risas. El que lleva la maleta de ruedas dice "me están tocando, siii, viciosos" en voz alta y el resto se ríe a carcajadas.

Los demás nos limitamos a ignorarles.

Por el camino, el de la maleta de ruedas que parece ser el payaso oficial del grupo, hace todo tipo de ruidos obscenos dando a entender que le están tocando todo el rato. Los demás le ríen la gracia.

El tren llega a Harajuku, su parada, pero hay mucha gente, así que empiezan a dar gritos en castellano: "a ver que nos bajamos, apartaos, venga que salimos, venga". Pero al de la maleta le cuesta pasar un poco más así que decide ser más directo "hijos de puta, no veis que queremos salir", y de nuevo carcajadas.

Yo, como único extranjero cercano que quedo dentro del tren, me muero de vergüenza y no consigo levantar la mirada del suelo durante un buen rato.

Cuando salgo en mi estación y voy andando para casa, me cruzo con un viejo japonés que está borracho y me empieza a hablar en tono despectivo. Me llama "mister" y yo ni le contesto, él insiste "mister, mister, omae" y algo más que no entiendo pero que suena mucho a insulto, al igual que su actitud. Cuando me he alejado de él, miro para atrás y resulta que me sigue gritando con los dos brazos en alto como envalentonado por haberme espantado.

Y entonces es cuando pienso que ser gilipoyas no entiende de nacionalidades.



28 Ikucomentarios by la patilla
enekochan dijo...

Ufff yo en tu caso igual no me habría aguantado y les habría dicho 4 cosas a esos del tren. No sería la primera vez que lo hago.

Hoosk dijo...

"Y entonces es cuando pienso que ser gilipoyas no entiende de nacionalidades."

ai las clavao.

yo a los del metro no los hubiese aguantado...

que no te amargen el dia por eso

Adri. dijo...

Y entonces es cuando pienso que ser gilipoyas no entiende de nacionalidades.

Aunque uno estaba borracho y los otros presumiblemente no...

Elessar dijo...

Mas razón que un santo, si señor. A algunos tendrían que hacerle un monumento por la paciencia que tienen y administran sabiamente.

Saludotes!

Diego dijo...

Lo has dicho muy bien lo de que no entiende de nacionalidades. El número de gilipoyas de un país yo creo que viene dado por una constante gilipoyil, que un tanto por ciento de la población no tiene empatía por los demás.
Que santa paciencia hay que tener a veces...

Saludos!

Anónimo dijo...

Yo convengo en que no es lo mismo la actitud gilipollil estando borracho.

Bet dijo...

Joder que vergüenza ajena, les habría matado... pero si, gilipollas los hay a todos lados, eso es algo que tb he dicho siempre...

Neki dijo...

ni genero ni edad.

Nuria (Nihon mon amour) dijo...

Y es que gilipollas, tontos del culo, idiotas, y aquí suma un largo etcetera...los hay en todas partes, de todas razas, de todas las edades, hombres o mujeres.
Pero mala suerte encontrarte tantos en cuestión de minutos ;)
Besos**

Núria (Nihon mon amour) dijo...

Ves, Óscar...lo que yo te decía

Núria dijo...

Perdona!! Que escribí tu nombre con "c". Oskar !!!

Kanyin dijo...

Pues aunque fueran españoles o tus propios vecinos, que un extranjero venga haciendo estupideces en un pais que no es el suyo siempre es mal visto, tio que no se te pegue tanto lo japones :P, es bueno que respetes y que te sientas mal por que aquellos "dañan" al pais que tanto quieres, pero tampoco es para que te de verguenza, mientras tu pongas tu ejemplo en ser cortes y respetar sigues siendo un bueno hombre, quien no lo haga o no te respete que le DEN!.
y vale ya perdona las palabrotas tenia que escribirlo

Anónimo dijo...

El alcohol hace machote al débil de carácter y mal educado al más refinado. Una copita no esta mal, pero hay que saber cuando parar.
Gente gilipollas las hay en todas partes, en pueblos, ciudades, países...de clase media, alta, o baja.
Como dijo Confuncio:"Donde hay educación no hay distinción de clases."

Un Ikubeso T.M.

n0eru dijo...

Pienso que se les debería de haber dicho algo. A este tipo de personas es fácil espantarlas, más si no están en "su terreno". Les dices cuantro cosas y salen escaldaos x) Vamos, al menos yo si les hubiera cantao las cuarenta.

Pero bueno, al menos sabes que no te los vas a cruzar otra vez x)

Jhandris dijo...

OLE...
TUS...
HUEVOS...

, una verdad como un templo!

Cris dijo...

Hola Oskar,

Con el carácter "fosfórico" que tengo... me hubiese gustado estar en ese vagón del tren y "saludar" al grupo ése!

Con los borrachos... ni meterse!

Saludos

nora dijo...

Qué bueno que puedas escribir estas cosas en el blog sin que nadie te moleste xDDD (entiendes lo que quiero decir, ¿no?) Yo también tengo anécdotas parecidas pero se encuentran dentro del tintero XDDD.
Un abrazo y ¡ánimo!

quicoto dijo...

Sin duda nada tiene que ver con la nacionalidad, pero a los del tren era para darles un par de ostias :S menuda gente...

Nagore dijo...

Esa frase del final... me ha matado jajaja pero no de no pernsarlo, sino de risa... joder que verdad... una cosa es llamar la atencion por una chorrada tipo, te caes o algo así y otra es insultar(una falta de respeto muy gorda), si pides las cosas con educación seguramente le habrían echo un pasillo, pero en plan cabrón claro está que no consigues nada...
Como tu dices la gilipollez no entiende de nacionalidades.

aran dijo...

Pues sí, imbéciles hay en todas partes...

JoCkEy dijo...

Creo que por desgracia lo de que tontos los hay a patadas en todas partes lo sabemos todos.

Aquí pasa lo mismo cuando viene por ejemplo un equipo de futbol ingles, se mean por las calles, se meten en peleas, ensucian, la lían, vamos de todo y más.

Saludos!

BlogueroConnor dijo...

Pero si dijeron "no veis" no son Argentinos.
Igual ese comportamiento es tipico de Argentinos (soy argentino y viajo en tren muy seguido, especialmente a Bernal y veo cada cosa que no creerian).

Toscano dijo...

Pues para mi estar borracho no es excusa para ser un gilipoyas, que yo sepa cuando yo lo estoy igual me dedico a hacer el tonto mucho, pero no me encaro con nadie. Y si lo hiciese, sería un borracho gilipoyas, pero gilipoyas al fin y al cabo.

Y lo de que me pareciesen argentinos sólo es relevante porque entendí lo que hablaban en castellano, porque si nos vamos a entender la frase como una generalización, vamos mal. Gilipoyas hay en Argentina, en España, en Japón y si miramos en la luna, seguro que hay alguno también!

Toscano dijo...

Por cierto, Nuria, puedes escribir mi nombre como quieras, que es igual!! yo lo pongo con K porque me hace gracia, pero vamos que me da igual!

Kanyin, pues claro que me avergüenzo porque tengo en común con ellos que soy extranjero y se me nota, y en esa situación es muy fácil que me metan en el mismo saco, así que la situación me dio mucha rabia. Eso no es que se me pegue lo japonés, sino tener un mínimo de sentido común, y desdeluego que por mi que les den, tampoco me quitó el sueño. Simplemente he contado lo que ví.

almu dijo...

¡Qué razón tienes! Aunque hay algunas nacionalidades que tienes bastante más que otras ;)

Roskotroff dijo...

Soy Argentino, y lamentablemente no me sorprende lo que cuentas, por estas tierras es bastante común, estoy de acuerdo contigo de que gilipoyas hay en todas partes, pero aquí son tantos que temo que un día quieran independizarse y hacer un país aparte. XD

Igual aclaro que también hay muy buena gente y educada en Argentina, no somos todos así, pero no es raro ver situaciones como esa cada tanto.

Es verdad lo que dice BlogueroConnor, aquí no usamos ¨apartaos¨, ¨venga¨, ¨veis¨, etc pero supongo que es simplemente como lo recuerdas.

Saludos

Pau dijo...

La frase final resume el post perfectamente. Precisamente hoy me ha pasado algo parecido en el autobús, pero con la diferencia de que todos eran españoles.

En fin...

Lupin III dijo...

Pues que razón tienes. Gilipoyas hay en todas partes (por desgracia)




¡Ay madre, que de letras!
¡Tengo miedo!



Buuuuuuuuuurp!