martes, 29 de julio de 2008

Uniendo ilusiones

Tardes de verano sin mucho que hacer, ilusiones, dibujos, bocetos, encuestas con los amigos, cervezas por la noche delante del ordenador, muchas veces a solas.

Problemas, disgustos, apoyo, nuevas ideas, primeras ventas, alegrías, locuras. Momentos plasmados en fotos que sólo dejan intuirlos, aunque los definen a los ojos de los que los vivimos.

Más problemas, muchas lágrimas, palabras dichas sin pensar, sentimientos obligados a ser callados.

Un viaje largo, mucho, tan largo que se sigue alargando. Pena y emoción al mismo tiempo. Redescubrir un mundo olvidado, quizás demasiado idealizado. Frustración.

Dolor.

Cartas escritas pero nunca enviadas.

Soledad.

Desamparo.

Luchar por el día a día, encontrar retazos de felicidad entre la rutina, tratar de buscar un sitio en un lugar en el que estás fuera de lugar.
Sentimientos que se escriben para personas desconocidas. Esperanzas que no se pueden cumplir, sueños que se evaporan.

Encuentros. Amigos. Personas nuevas añadidas a una vida que se siente a veces demasiado vieja, y a veces demasiado jóven. Difícil encontrar la edad que corresponde con la mente tan nublada.

Nuevos proyectos, nuevos problemas, más emociones. A veces lágrimas, muchas veces sonrisas, siempre nostalgia encallada en algún lugar entre la garganta y los ojos.

Muchas ideas, muchas ilusiones. Una luz en el horizonte que siempre ha estado ahí, como el deseo de ser feliz mientras los dibujos y las prendas se van sucediendo, mientras este diario mío lo van leyendo más y más personas.

Experiencias que se viven a costa de no vivir las que hubiesen correspondido, que son ya momentos que se han perdido.

Todo esto es Ikusuki. La historia de dos personas que crearon este mundo uniendo sus ilusiones, a veces a destiempo, y que han sabido llenarlo de vida a pesar de la distancia. Aunque a veces el mar de sentimientos de este, nuestro mundo, se tenga que desbordar y tardemos un poco en arreglarlo.

Para ello, a mi ahora sólo se me ocurre, Bea, darte las gracias. No sólo por todo lo que haces por Ikusuki, sino por ser la persona que más me apoya, que más me ayuda, que mejor me entiende aunque a veces no nos entendamos.

Por fin he encontrado la excusa para meterte en el mapa...





5 Ikucomentarios by la patilla
Alan dijo...

Uy, qué profundo, lo digo con honestidad, este blog es el que más me gusta de Japón, aunque hay muchos otros que son buenos, este, para mí, es el mejor.

Gracias a Bea y a Toscano por haber creado Ikusuki, ahora si que no me lo pierdo!

Cris dijo...

Sensibilidad al cien por cien.
Que bien se siente uno cuando tenemos a quien agradecer algo... por pequeño que sea !

Saludos

Txaritxu dijo...

"Una vida que se siente a veces demasiado vieja, y a veces demasiado jóven" --Me ha encantado toda el párrafo. Una entrada muy bonita y agradecida

Nagore dijo...

Cada día me alegro más de haber estado hay, apoyandoos a los 2. Si es que... bueno vuestra mejor comercial, ya sabeis donde estoy y lo dispuesta que estoy. Ikusuki es muy grande, desde el primer momento en el que se os ocurrió y os tirasteis a la piscina... Bendito momento en el que el chato me enseñó los dibujos. Dije que me compraría todas y cada una de las camisetas que hubiera de Ikusuki... aquí seguimos a pesar de la distancia y de las charlas cortas con Japón, ya me gustaría tener más, pero el tiempo te falta chatooo... pero no importa y con Bea jajaja... de vez en cuando cuando hay material nuevo entre manos...
Me encanta haber ayudado en este proyecto y haber estado a mi manera a tu lado chato en los buenos y malos momentos... Japón siempre ha sido bueno a pesar de algun día plof, pero hasta en Bilbao hay estos días, así que no te preocupes...
Un besito para ambos...

Bea dijo...

Gracias Toscachupi.




¡Ay madre, que de letras!
¡Tengo miedo!



Buuuuuuuuuurp!